Sáb. Jun 15th, 2024

En los últimos meses, la industria cinematográfica de Hollywood ha visto cómo numerosos actores y actrices han expresado su opinión sobre el uso de coordinadores de intimidad en las escenas de sexo de las películas actuales. Esta figura, relativamente nueva en el ámbito cinematográfico, ha generado un amplio debate sobre su necesidad y su impacto en el proceso creativo. El último en pronunciarse sobre este controvertido tema ha sido el veterano actor Michael Douglas, quien no ha dudado en compartir su perspectiva, causando un gran revuelo al señalar que «han quitado el control a los cineastas».

Michael Douglas, conocido por su participación en icónicas películas de los años 80 y 90 como Instinto Básico y Atracción Fatal, ha sido un rostro emblemático en escenas de alto voltaje que han marcado una época en el cine de suspense y erotismo. Recientemente, en una entrevista para The Telegraph, Douglas fue cuestionado sobre su opinión acerca de la implementación de coordinadores de intimidad en las producciones cinematográficas actuales.

«La edad en la que tenía que preocuparme por eso ya pasó, pero es interesante el tema de los coordinadores de intimidad. Parece que los ejecutivos estuvieran quitando el control a los cineastas, pero ha habido algunos pasos en falso y acoso terribles», confesaba el actor. Con estas declaraciones, Douglas destaca la paradoja entre la intención de proteger a los actores y la percepción de una intrusión en el control creativo de los directores.

El actor comparó las escenas de sexo con las escenas de lucha, afirmando que «todo está coreografiado ahora». «En mi experiencia, como hombre, asumes la responsabilidad de asegurarte de que la mujer se sienta cómoda. Hablas de ello. Dices: ‘Está bien, te tocaré aquí si te parece bien’. Es muy lento, pero parece que está sucediendo de forma orgánica, que es lo que esperamos que sea una buena actuación», añadió Douglas, subrayando su método tradicional de abordar estas delicadas escenas a través de la comunicación directa y el consenso con sus compañeras de reparto.

Aunque Douglas habla desde su posición privilegiada como hombre, blanco y heterosexual en la industria hollywoodiense, este también reconoce que el acoso puede ser un problema real en los platós de cine y televisión. «Estoy seguro de que hubo personas que sobrepasaron sus límites, pero antes parecía que nos encargábamos de eso nosotros mismos», afirmó Douglas, insinuando que en su época las soluciones se manejaban de manera interna y directa entre los involucrados.

El debate sobre los coordinadores de intimidad ha dividido a la industria. Figuras como Kate Winslet, Ewan McGregor y Maribel Verdú han mostrado su apoyo a esta iniciativa, resaltando la seguridad y el confort que proporciona a los actores durante la filmación de escenas íntimas. Por otro lado, actores como Toni Colette, Michael Caine y Sean Bean han expresado su desacuerdo, argumentando que la presencia de un coordinador puede interrumpir la espontaneidad y la autenticidad de la actuación.

En un entorno donde el acoso y los abusos en el set de filmación han salido a la luz con movimientos como #MeToo, la necesidad de asegurar un ambiente de trabajo seguro y respetuoso ha llevado a muchos a considerar a los coordinadores de intimidad como una herramienta esencial. Estos profesionales son responsables de garantizar que las escenas íntimas se realicen de manera consensuada y respetuosa, minimizando cualquier posibilidad de incomodidad o abuso.

La perspectiva de Douglas, sin embargo, refleja una nostalgia por un tiempo en el que las dinámicas en el set eran gestionadas de manera más directa y personal. «Yo hice algunas de esas películas sexuales y ahora hablé con algunas de las damas en ellas, bromeando sobre cómo habría sido tener un coordinador de intimidad trabajando con nosotros…», comentó, sugiriendo que la introducción de esta figura podría haber cambiado significativamente la dinámica de sus rodajes.

Este debate sigue abierto y polarizado. La industria cinematográfica continúa evolucionando, buscando un equilibrio entre la creatividad artística y la seguridad personal de los actores. La figura del coordinador de intimidad parece destinada a permanecer, al menos mientras se busca una solución que satisfaga tanto a los defensores de una mayor protección como a quienes abogan por la autonomía creativa en el set. Las palabras de Michael Douglas reavivan una conversación necesaria sobre los límites, las responsabilidades y las nuevas prácticas en el mundo del cine.

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *