Las posturas que más le gustan a una mujer en la cama | Desnudas

Las posturas que más le gustan a una mujer en la cama

El sexo es una de las nueve razones para la reencarnación… Las otras ocho no son importantes.” Henry Miller, escritor estadounidense. Sabemos que la monotonía y tú no os lleváis bien. ¿Quién quiere que sus relaciones sexuales siempre sean las mismas? Si cada día haces lo mismo y quieres cambiar estás leyendo el artículo correcto.

¿Cantidad o calidad?

Aunque lógicamente depende de cada persona, en la mayoría de los casos piensan, como estas chicas, que cuanto más dure, mejor. No es cuestión de estar dos horas dale que te pego y menos ahora con el calor, pero si estamos unos veinte minutillos, mejor que mejor. En este caso el alfa  tiene que aguantar y los preliminares deben ser fundamentales. Tienes que olvidarte del sota, caballo y rey que envuelve el sexo con tu pareja. Busca  el sexo como una experiencia completa. Muchas veces, cuando ya ha terminado el coito, también les gusta terminar con estimulación del clítoris para llegar al orgasmo, Lo más importante es no volverse loco y disfrutar.

No te agobies, tómate las cosas con tranquilidad y sobre todo no seas egoísta con tu pareja, Un calentón es sinónimo de algo rápido (no por ello peor). No hay nada peor que hacer el amor con un cronómetro al lado; y un momento más pausado, con toda la mañana por delante, por ejemplo, la cosa puede demorarse mucho y disfrutarse también un montón. Lo importante es que las dos personas estén en la misma onda, así el tiempo estará bien en para cada momento. El tiempo depende de la satisfacción que estés experimentando en ese momento.

Encuentra la postura que más te gusta 

Para tener buen sexo solo tienes que encontrar la postura que más te gusta (y la que más te haga disfrutar) y ponerte a ello.

Hace unos días, una concursante de un programa de televisión confesaba  que la postura con la que más tenía multiorgasmos y que era su favorita porque a la vez es romántica era la del águila. ¿Cómo se hace? No tiene misterio. Esta posición es similar al misionero, pero ella en vez de tener las piernas apoyadas en la cama, las levanta como si de dos alas grandes (de águila imperial) se tratasen. Así la mujer puede moverlas como si aleteara y hacer fuerza como si se impulsara para alzar el vuelo. El hombre la penetra hasta el fondo mientras esta apoyado en la cama mirándola fijamente a los ojos sin perder el contacto visual.

El sexo es una de las prácticas con las que más se ejercita el cuerpo, aumenta su resistencia y produce menos pereza que ir al gimnasio. Así que toma nota

La mariposa El hombre deberá sentarse sobre la cama, mientras que la mujer se sienta encima de la pelvis de él y es penetrada en el acto. La mujer podrá apoyarse en sus brazos y controlará las penetraciones.

La carretilla La mujer se deberá poner bocabajo mientras el hombre la levanta de sus muslos y le da placenteras embestidas.

Vaquerita El hombre estará acostado; la mujer se sienta de espaldas hacia él mientras que el pene entra en su vagina. Ella dominará todos los movimientos, tanto para realizar penetraciones tipo golpe, como para hacer las pendulares, que son las que más ayudan.

Chivito al precipicio La mujer se acostará bocabajo en la orilla de la cama dejando la mitad superior de su cuerpo por fuera y se apoyará sobre sus brazos; el hombre se ubicará sobre ella y la penetrará.

Las mujeres tienen mucho que enseñar sobre el sexo, más que los hombres sin duda. Por ello, si tienes una pareja femenina, toma nota de estas sugerencias para aquellas que quisieran implementar su satisfacción sexual

1.Más sexo oral.

2. Más duración.

3. Mayor satisfacción con la relación.

4. Pregunta por lo que de verdad quieren hacer en la cama.

5. Muchos más elogios por lo que hace en la cama.

6. Usa ropa interior sexy.

7. Prueba nuevas posiciones sexuales.

8. La estimulación anal.

¿Y si hace calor?

Si hace calor lo que normalmente sería algo  placentero se convierte casi en una tortura . ¿Qué puedes hacer al respecto? Encontrar posturas en las que el contacto sea mínimo entre cuerpo y cuerpo para que el calor no nuble tu juicio.

Alineación coital: Solución: menos temperatura corporal. Consiste en una versión algo más novedosa del tradicional misionero. Tendrás que echarte encima de la cama, elevar tus piernas y colocar un cojín con el objetivo de elevar tu pelvis. En el momento de la penetración, cierra las piernas ligeramente. Cuando lo hagas, se producirá una alineación con la pelvis de tu pareja, lo que provocará fricción en el clítoris y reducirá el contacto cuerpo a cuerpo.

La cucharita,  Con esta postura sus manos quedarán totalmente libres por lo que es buen momento para explorar tus zonas erógenas. Además de ser una postura muy romántica, el esfuerzo en ambos casos es mínimo. Tumbados de lado, tendrás que levantar ligeramente una pierna (puedes sostenerla con la ayuda de una mano) mientras tu pareja te penetra de manera suave desde atrás. La clave está en que los movimientos sean suaves y nada frenéticos, para evitar que el calor gane a la pasión.

El perrito. Solo tendrás que ponerte a cuatro patas mientras tu pareja te penetra. Sus manos estará libres por lo que al igual que ocurría con la cucharita, tendrá vía libre.

La amazona que consiste en encontrar una silla estable y ‘montar’ a tu pareja mientras él está sentado.

Espero que te sirvan estas posturas para ganar en tiempo y aliviar el calor ¡ Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Las tendencias porno : «El porno amateur gratis y las maduras interesan mucho»

Si hay una industria que nunca decae esa es la pornográfica el 2019 está siendo  un gran año para la

Cerrar